AnálisisVideojuegos

Análisis de SOMA

Cuestiona tu propia existencia

¿Qué te hace humano?

Ésta es una pregunta que nos plantea la propuesta de Frictional Games, SOMA. Alejados de las bases congeladas de Penumbra y de castillos abandonados en Amnesia y con una fuerte carga filosófica, los suecos nos invitan a recorrer una instalación submarina que está plagada de peligros donde cada paso podría ser el último.

¿Los robots puede sentir como los humanos? Ésta es una de las muchas preguntas que SOMA nos plantea.

 

Historia y narrativa

Al anunciarse, SOMA parecía un juego de terror ambientado en el espacio, quizá un poco influenciados por el éxito de Alien Isolation, sin embargo, pasado un tiempo descubrimos que el juego giraba alrededor de Simon Jarret, una persona normal que de un momento a otro, despierta en la Pathos II, un complejo de investigaciones submarino.

A medida que nuestra aventura avanza, todo gira alrededor de preguntas que tanto Simon como el jugador se hacen, ¿Qué hacemos ahí? ¿Por qué está todo abandonado? ¿Por qué los robots hablan e intentan dañarme?

Algo es indudable; SOMA es una obra MUY inteligente, hay giros en el guión, hay tensión y plantea cuestiones morales las cuales no tienen un impacto en nadie más que tú. Ya que no hay varios finales ni motivos de rejugabilidad, las decisiones que tomes en la Pathos II, quedarán marcados en tu memoria.

En ciertos puntos de nuestra aventura, podremos reproducir grabaciones de antiguos pobladores de la Pathos II

Mecánicas jugables

SOMA es AMNESIA en un entorno de ciencia ficción posapocaliptica, trae todas sus mecánicas jugables como por ejemplo abrir puertas con un movimiento del ratón (O el pad del mando) o también mover cosas de un lado al otro entre otras.

El sigilo es nuestra única arma a la hora de hacer frente con nuestros variados enemigos donde al igual que en Amnesia, perdemos nuestra estabilidad psicológica al solo mirarlos.

Hubiera sido aún más interesante sufrir el acoso de éstas entidades si su Inteligencia Artificial estuviera a la altura de sus otros apartados, ya que lamentablemente como es costumbre en éste género, los enemigos tienden a ser torpes, lentos y con rutas predefinidas muy fáciles de entender, donde todo gira alrededor de estar agachado durante cierto tiempo hasta que seas libre de correr hasta la siguiente zona segura,

Respecto a puzzles, el juego está plagados de ellos pero muchos son de una naturaleza simple, son rápidos y salvo algunos, la mayoría están diseñados para ser resueltos en pocos minutos, ya sea mediante ingresar ciertas contraseñas a las diversas computadoras distribuidas por las instalaciones hasta presionar ciertos botones en ciertas secuencias.

Las computadoras que encontremos contienen desde pequeñas historias hasta sistemas para ayudarnos en nuestra búsqueda

Apartado gráfico y sonoro

Su ambientación tanto sonora como artística es genuinamente de las mejores del pasado año 2015, la tensa sensación claustrofóbica de estar debajo del mar, donde hay ruidos justo en dirección en donde nos dirigimos, la banda sonora por lo general marca de manera excelente las situaciones en las cuales estamos envueltos, es muy buena y cabe destacar que es una obra que sabe respetar los silencios y momentos callados.

Por otro lado, su ambientación artística es increíble, pocos juegos logran la angustia que el juego transmite, resultando en un constante estado de indefensión al estar en un lugar muchísimo más grande de lo que incluso imaginas.

La Pathos II se siente viva, y por ende, muerta. Todo está plagado de muerte y destrucción, de un sinfín de preguntas sin respuestas que no te van a dejar tranquilo, escritos de antiguos pobladores, sangre por doquier y demás cosas que es mejor experimentarlas a leerlas, todo ésto se complementa con un excelente diseño de niveles totalmente orgánico. 

Sin embargo, saliendo de éstos dos puntos a favor fuertes, el juego corre con HPL Engine 3, una versión mejorada del anteriormente usado en Amnesia, y se siente muchísimo mejor respecto al anterior, mejor iluminación, mejores efectos de postprocesado, pero sus texturas en ciertos sectores se sienten un poco anticuados.

La iluminación es de los puntos más fuertes del HPL Engine 3

Conclusión

Historia y narrativa - 10
Mecánicas jugables - 8.5
Tecnología y ambientación - 8.5
Innovación - 9

9

Sobresaliente

Frictional Games nos dijó que SOMA nos iba a dar miedo de otra manera, y sin dudas lo hizo, un miedo que días, semanas, meses o incluso años después de jugarlo siguen ahí, esas preguntas que son imposibles de sacarlas de nuestra cabeza. Sin revolucionar ni cambiar el género, SOMA entrega una de las mejores historias de la actual generación y que pocos juegos, han logrado superar. Finalmente, ¿Qué te hace humano?

User Rating: 4.55 ( 1 votes)
Etiquetas
Cerrar
Cerrar